2.17.2009

Dicen que las mentiras tienen patas cortas...Bueno, las mías ni siquiera tienen patas, y así jamás llegan a ningun lado. Nosé cuando fué que perdí ese don de mentir. Antes podía ocultar cosas, sostener falsedades hasta los más absurdos límites. Hace años me salía... hasta que todas las mentiras me volvieron catastróficamente en forma destructiva: me lo merecía.
Por eso ahora no logro mentir y sostener lo que dije. No puedo, no es de mí hacer eso. Lo único que me dan resultados son esas mentiritas piadosas que uno le dice a los padres , tal como "Me llevo $10" ,te agarraste el doble y decis -Yo no fui!- Para eso soy genial.
Y en sí, no me parece de lo mejor mentir, mejor dicho, no me parece bien mentir. Pero a veces me siento re boluda cuando me mienten a mí , porque yo no puedo devolverles eso, yo no puedo mirarte a los ojos y decirte lo que no es sin reirme o mirar para otro lado...
Soy rubia y tengo 100 de busto!
(Y bueno, no queda otra que mentir en boludeces...)

1 comentario:

¡ natalia ! dijo...

Yo tengo 75 de busto, y eso sí que es malo, jajaja.
Ay! yo hago lo mismo de lo de la plata, sólo que ya ni me creen en eso, ya se dieron cuenta de mi secreto.
En fin, ya llegará nuestro día en donde triunfaremos como las grandes mentirosas♥

beso sole :)