6.25.2009

Siempre supe que en el fondo aún los aires no habían cambiado, que los suelos que yo pisaba no eran distintos. Supe esperar. Supe ver y supe dar. Desde que te conocí: Aprendí a cerrar mi boca y mis ojos, clausurando toda puerta hacia otra veracidad, creando un ocultismo a lo demás. Siempre lo supe. Siempre hay una excepción que lleva tu nombre. Tu maldito nombre, que se arrastra toda mi concentración absoluta, lujuriosamente llevandosé todos mis deseos y pensamientos que ahora te corresponden. Siempre lo supe. Aprendí a refugiarme sólo en tus palabras , aprendí a depositar todo lo mío en vos. Te perdí, y me perdí a mí. Lo triste es que nunca jamás volví a ser yo, no pude ser igual, no tuve el coraje de volver a poner mis piezas en su lugar. Así, no volví a sentir, porque todo se quedó ahí (en tu alrededor). Fue como no sentir nada, como anular mi alma y dejar un vacío asqueroso. Cuando quise escapar ya no podía salir. Siempre lo supe: era tarde, para mí, para vos, para dejarnos ir. Y ahora, cuando siento, siempre estás dentro. Desde que te fuiste, comenzé a enfriar mis venas hasta mi corazón, ya no supe abrirme ante otros brazos, no permití que consolaran mi dolor, nadie curó la cicatriz que dejó tu voz. Al menos sigo y estoy de pié, cuando ya no te puedo creer. Siempre lo supe. Siempre logré sostenerme fingiendo situaciones falaces, nunca logré disimular tus efectos hacia mi corazón. No supe escaparme de tus infiernos y vos. Como si pudiera reemplazarte.Como si las personas fueran reemplazables, es decir, todos tenemos detalles propios, pequeñas particularidades que nos distinguen unos de otros,y lo que se pierde, se pierde. Siempre lo supe. Que terminarías siendo así para mí. Tan horriblemente inolvidable. Tan ignorante y repetitivo que me agotas. Me cansas. Era tan obvio que me ibas a hablar, aunque no sé cual es tu necesidad. Una vez que estaba bien, que estaba corriendo mi cabeza a otra ciudad, volves, y me haces quedar acá. Lo que no quiere decir que te valla a perdonar. Y nuevamente me vuelvo fría, me (en)cierro y es bastante feo no poder abrirme, es que no quiero que me lastimen. Pero tengo que aceptar que aún sufro tus descargas. Todavía pasan cosas. Aunque el rencor me cegue y me haga sentir en una realidad paralela a ésta en la que vos y yo estamos viviendo, haciendome tomar un receso a las desilusiones, aún así lo sé. Que no te había olvidado. Siempre lo supe. Pero no siempre puedo hacerme la que lo sé. P.d: No quería decirlo porque me siento un fracaso. Bah. Qué clase de mujer sigue pensando en un chabón despues de todo lo feo que le hiso pasar? despues de todo lo que él me hiso sufrir a mí? ... La feme me dijo "una que lo quiere mucho" y yo pienso "una pelotuda", porque mi situación sentimental es lamentable. Es horrible, y peor es contar que lo es. Juana me acompaña en mis desgracias aunque tampoco pueda creerlo, como yo.

2 comentarios:

Paam dijo...

pff..yo te entiendo muchisimo, jau conoce mi historia, que raro que no te la dio de ejemplo jajja

Magalí dijo...

Qué clase de mujer sigue pensando en un chabón despues de todo lo feo que le hiso pasar?
Yo también lo hago, aunque Lucas creo que me hizo pasar menos cosas feas que todo lo que pasaste vos, pero sin embargo me dijo cosas horribles que me re lastimaron, y yo lo sigo amando tanto y en el fondo esperandolo :(
Te amo Sole ♥