12.30.2008

No entiendo bien por qué razon estoy llorando en este instante. Creo que son la suma de mínimos detalles que al juntarse me provocan un estado de desolación, un estado de desorganización que me lastima. El primer factor el cual me afecta es que el primero de enero tengo que ir obligada a un lugar con playas que se hace llamar Villa Gesell (no me interesa si así se escribe o no), al cual ya fuí muchas veces en mi vida, y realmente no deseo ir ahora porque es el cumpleaños de mi mejor amiga y me obligan a no estar para ese día, ademas de el tremendo embole que me voy a terminar pegando allá.Es que a mí me jode tener que ir porque me alejo de todo lo de acá, me alejo de mis amigos, de todo lo que pasa acá, necesito estar comunicada de alguna manera a algunas personas... Lo que me lleva a contarles el segundo factor. El segundo factor nada beneficioso es que es el tercer mes consecutivo que los inmundos asquerosos y frígidos señores de movistar no me envían la factura, por lo que me culpan a mí de "no pagar" cuando enrealidad la culpa la tienen ellos por incumplidores del orto que son. Lo que más me da bronca es que yo termino pagando todo el mes para usar la mitad porque no fueron capaces de enviarme la maldita cuenta de pago. Estoy tan enojada por esto que cuando lo llamé al tipo de movistar le dije -Metase la factura por el culo como viene haciendo hace tres meses gordo hijo de re mil puta! La concha de tu hermana! Hace tres meses que me hacen lo mismo, tres meses de pagar todo y usar la mitad, tres meses quejandome, tres meses que no son capaces de hacerse cargo de la cagada que se mandan los gays de su compañía que de seguro estan muy ocupados tocandose y por eso a mi no me envían la cuenta! Me quiero pasar a Claro!...- Sí, efectivamente tenía un ataque de ira. Exploté (necesitaba explotar con alguien). Aparte creo que hace unos días me quedé con muchas ganas de pegarle un par de golpes a alguien.Pero eso no viene al caso. Lo que les quería contar es que ahora ensima, ni siquiera voy a poder comunicarme con mis amigos por celular! Lo cual me desespera y creo que en la playa me va a agarrar un ataque. Entonces, paso a contarles el tercer factor, el cual se trata de que me olvidé de comprar una malla, no armé el bolso, no tengo ganas de armarlo, tengo mucha ropa sucia y me cago en Perón. El cuarto factor es unos quilombos que tengo con amigas al cual no voy a entrar en detalles, el quinto factor es que no me depilé y necesito comprar una cera depilatoria, el sexto factor es que el 31 me voy a volver monja probablemente si no salgo... Pero el peor y más afectante factor es el que siempre está, el septimo, el que se encuentra último aunque sea el que más mal me hace, el que se suma a todo aplastandome totalmente dejandome sin respiración: Que no te tengo y que te extraño.

2 comentarios:

Fiorella dijo...

¿Y el quinto?

Queen of the Damned dijo...

Buenas tardes, me presento. Mi nombre es Aldana, algunos me dicen Rose, y de una forma u otra llegué a tu blog.
Yo no sé cuantos años tenés, quién sos, de dónde sos... Pero sinceramente es interesante saber que hoy por hoy aún quedan personas que escriben como realmente corresponde, y que saben y tienen muy en claro a lo que apuntan, sea lo que sea por lo que hayan pasado en su momento.
Pienso adentrarme en la lista de seguidores, y apesar de que mi blog sea nuevo, y no tenga tanto texto para apreciar, quisiera si es posible que me devuelvas este comentario, gracias por hacer que la cordura aún viva,por más pocos que seamos.
Jajá, parece que tengo 50 años... Pero no, tengo 16... Mucha suerte!